Nutrición

Dile adiós a esa grasita obstinada en tu abdomen

9 formas comprobadas para que no vuelva

La grasa visceral, tejido graso interno que envuelve algunos órganos, no solo nos molesta visualmente, sino que además puede ser dañina para la salud. ¿Por qué? Porque biológica y metabólicamente esta grasa está «activa» y produce hormonas como el cortisol, la hormona del estrés, que pueden afectar nuestra salud. Puede, a su vez, potenciar el riesgo de sobrepeso, diabetes, presión arterial, colesterol y otros problemas de salud. Por eso resulta importante combatir a esa grasita obstinada que no se quiere ir y sentirte saludable por dentro y fuera.

1. Muévete constantemente

El sedentarismo es el camino incorrecto para combatirla. Tienes que, constantemente, estar moviéndote, caminado o practicando algún deporte.

Si bien esa grasita es obstinada, nunca se podrá resistir a la seductora propuesta de hacer ejercicio. Corriendo, utilizando la bicicleta o haciendo ejercicio cardio podrás combatirla.

2. Come muchas proteínas

Es hora de hacer un cambio en tu dieta. Las proteínas, como lo sabes, pueden ser muy saludables para ti, tan solo tienes que saber cómo implementarlas. ¿Por qué es tan importante? Según explicó Louis Aronne, director de una clínica para combatir la obesidad, a Prevention, «una dieta alta en proteínas puede proteger y resistirse a la insulina (que promueve el almacenamiento de grasa alrededor del vientre)».

3. Consume más grasa poliinsaturada

Hay diferentes grasas, como las saturadas o las poliinsaturadas. ¿Cuál elegir? La segunda. Y es que consumir grasa poliinsaturada te ayudará a aumentar la masa muscular, en vez de la grasa visceral, según Prevention.

4. Toma vinagre

Si te gusta el vinagre puede ser una buena noticia para ti. Según un estudio japonés, las personas obesas que consumieron 1 o 2 cucharadas de vinagre por día lograron reducir la grasa corporal en 8 semanas.

«El ácido acético produce proteínas que queman la grasa» explicó Pamela Peeke, profesora de  la Universidad de Maryland, y esa es la razón por la que recomienda tomar vinagre. Eso sí, esta no debe ser la única medida que tienes que adoptar para decirle adiós a la grasa en el abdomen.

5. Practica yoga

Relajarse, ejercitarse, respirar: la yoga puede ayudarte a tranquilizarte y, a la vez, deshacerte de la grasita visceral. ¿Por qué? Porque cuando te relajas, la hormona del estrés disminuye y ella está asociada con el aumento de grasa en el abdomen.

6. Duerme

Un consejo fundamental: dormir. Dormir menos de 6 horas por día aumenta la grasa visceral, según un estudio realizado por la Universidad Wake Forest. Así que si quieres combatir esa clase de grasa, tienes que dormir entre 7 y 8 horas.

7. Pero sin despertarte tarde los fines de semana

Eso sí, procura respetar tu reloj interno y despertarte (y dormirte) a la misma hora todos los días (o al menos en un horario aproximado). Según Prevention, en la Universidad de Brigham Young encontraron que las mujeres que despertaban y se acostaban a la misma hora tenían menos grasa corporal.

8. Toma té verde

El té verde tiene antioxidantes que pueden ayudarte a perder peso. Pero, como aconsejamos antes, es importante combinar con otros hábitos como hacer ejercicio y dormir lo suficiente.

9. Consume más fibra

Los alimentos con fibra te ayudarán a perder peso y deshacerte de la grasa visceral. No solo a corto plazo, sino también a futuro. Un cambio en tu dieta hará la diferencia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: ¡¡El contenido está protegido !!