Inicio / Actividad física / Mujer deportista, tus problemas de salud habituales

Mujer deportista, tus problemas de salud habituales

La actividad física mejora nuestra salud, no obstante, las mujeres deportistas debemos acudir al médico con más frecuencia que otras en relación con estos problemas:

1. Infecciones urinarias

Están muy relacionadas con la humedad que puede producirse en la zona durante los entrenamientos largos y con el uso de culotes de ciclismo. Para prevenirlas, bebe muchos líquidos, extrema la higiene, dúchate y cámbiate de ropa nada más terminar de entrenar y lava con agua caliente tus culotes, aunque duren un poco menos.

2. Pérdidas de orina

Algunos tipos de entrenamiento pueden debilitar el suelo pélvico de las mujeres deportistas, especialmente aquellos en los que se producen muchos impactos (como en la carrera) o muy intensos (como saltos o entrenamientos pliométricos) o en los que se realizan grandes esfuerzos o muy repetidos sin una correcta activación del suelo pélvico. Para prevenir las pérdidas de orina y otros problemas, realiza a diario ejercicios de Kegel y sustituye los abdominales tradicionales por ejercicios hipopresivos, que activan y protegen el suelo pélvico. Acude al especialista si padeces pérdidas de orina cuando entrenas o te ríes, por pequeñas que sean.

3. Amenorrea

La ausencia de regla es frecuente entre algunos grupos de mujeres muy deportistas. Las últimas investigaciones apuntan a que está relacionada sobre todo con una ingesta de calorías insuficiente para los niveles de ejercicio que realizan. Las deportistas que entrenan muchas horas a altas intensidades pero comen conforme a sus necesidades, suelen conservar la regla incluso aunque tengan bajos niveles de grasa corporal. Para prevenir este problema, debes realizar una alimentación equilibrada y proporcional a tus entrenamientos, incluso aunque tengas el objetivo de perder peso para mejorar tu rendimiento. Y acude al ginecólogo ante cualquier desajuste en tus menstruaciones.

4. Fracturas de estrés

Junto a los desórdenes alimenticios y la amenorrea, este tipo de fracturas óseas configuran lo que se conoce como “triada de la mujer deportista”. Los desórdenes alimenticios y hormonales pueden producir una baja densidad ósea que asociada a los múltiples impactos de algunos especialidades deportivas (por ejemplo, el running), pueden terminar por producir una fractura, generalmente en los huesos de las piernas. Recuerda que haces deporte para encontrarte mejor, no debes llevar ni los entrenamientos ni las dietas más allá.

Ten en cuenta que las deportistas profesionales reciben una constante supervisión médica que tú no tienes. No puedes ni debes entrenar como ellas.

Te puede interesar...

La actividad física durante el embarazo

La realización de ejercicios físicos durante el embarazo conlleva muchos beneficios, tanto para la madre ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.